Cuba y su clima (verano e infierno)

Estimado e ingenuo extranjero: si ha visto las postales de Cuba con gente sonriente bajo un radiante sol, con pamelas y azules saturados…¡no caiga!

Solo siendo verdaderamente cubano, se llega a comprender los entresijos malévolos del clima para con la Isla. Un día estaba en un lugar y, por casualidad, hasta mis oídos llegaron las palabras de la cantante Míriam Ramos, quien aseguraba que en Cuba hay dos estaciones del año: Verano e Infierno.

A ver, estimado gordito rosado, latinoamericano color café cortadito, asiático amarillento o africano tostado: el verano es lo que en el resto del mundo seríanel invierno y el otoño. Vive Dios que este 2014 enero y febrero tuvieron récords de calor.

Unos chilenos que vinieron a Cuba por primera vez y conocí en esos meses solo atinaban a decir “Pucha. ¿A esto llaman invierno, pó?” y uno, apenado con el clima autóctono se limitaba a sonreír y decir que sí.

¡Todavía recuerdo cuando vi una vez en CNN el parte del tiempo! Decía que en Hawai habría unos agradables…¡17 grados! Cubanos, cubanas, no /frikeen/. Es una patraña imperialista para promover el turismo hacia esa masa volcánica flotante del Pacífico. Nosotros, que sí somos tropicales, caribeños, antillanos y turísticos, siempre agarramos sobretodos y bufandas nada más de llegar a los 20 grados. Es para —con licencia de los españoles— flipar. Todo un ejército de bufandas coloridas y cuello pelúos con una temperatura de 19 grados, mientras los turistas andan en short y camiseta, abanicándose con pencas mientras recorren el Centro Histórico de La Habana.

¿Y octubre? ¿Qué me dicen de octubre? Es el mes del año donde hay semanas en las que solo piensas en que saldrás derretido del bus o, por el contrario, tienes que sacar el disfraz de invierno, porque lo mismo te azota un ciclón que te congela un frente frío.

¿Y la Navidad? La Navidad en Cuba es lo peor porque, claro, este Trópico es laico. Como laico al fin —que no cree en nadie, vaya— le importa tres pepinos si en navidad nieva o no, o si el Niño Jesús pasó frío en su pesebre. Del 24 de diciembre al 31 se podría celebrar la Fiesta del Fuego, como si fuera agosto, y la diferencia será solo en la fecha del calendario. Esos brindis en camisa los 31 de diciembre suelen estar coloreados por el más puerco sudor.

Y de la otra época año, el Infierno, ni hablo. Solo un detalle: ir en un P2 a las cinco de la tarde clasifica como tortura china: la guagua (bus) se llena, la gente cuelga de las puertas, los cuerpos sudorosos de ocho horas de trabajo gotean sobre ti y, de pronto…¡empieza a llover! Ahí viene la parte dos: el momento mágico en que ventanillas y puertas se cierran herméticamente porque /entra el agua/ y todos compartimos el mismo aliento. Épico.

Anuncios

One thought on “Cuba y su clima (verano e infierno)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s